.recentcomments a{display:inline !important;padding:0 !important;margin:0 !important;} Saltar al contenido

Cómo elegir el rascador adecuado para tu gato

Gato feliz en árbol rascador

Antes de comenzar a pensar en que rascador le vas a regalar a tu adorado mínimo, debes considerar las siguientes recomendaciones:

Pautas generales

Primero, ten en cuenta estas pautas generales:

  • Material: El material de los rascadores puede ser natural o sintético. Preferir los de peluche y felpa, que proporcionan un tacto cálido y suave, así como sisal natural en los postes que hará que no solo se rasque, sino que se aventure a trepar como si de un tronco se tratase.
  • Estabilidad: Para los tipos columna y árbol para gatos, busca que sea muy estable, que no se tambalee. Debes tener en cuenta el peso de tu gato y en caso necesario, anclar el rascador. Porque si éste se mueve o se tambalea, cuando tu gato vaya a usarlo, es posible que lo rechace de pleno y no quiera volverlo a usar.
  • Tamaño: Su altura o su largura, deben ser lo suficientemente grandes para que tu gato se pueda estirar por completo.
  • Forma: La personalidad de tu amigo felino también cuenta, elige la forma correcta del rascador según los gustos de tu gato, si es escalador, le encanta tumbarse o estirarse…etc.
  • Cantidad: Si tienes más de un gato, te recomendamos tener más de un rascador para evitar competencia y conflicto entre ellos, igualmente el árbol para gatos es una excelente opción.
  • Debe ubicarse en una zona principal de tu casa: Si lo dejas en una esquina escondido, tu gato preferirá utilizar el sofá, un mueble o cualquier otra cosa que esté a la vista. Por lo tanto, debes tener esto en cuenta a la hora de elegir el tamaño y el diseño. Es importante decidir de antemano dónde lo vas a colocar para comprobar si cabe, y además el diseño, es decir, que sea bonito y se vea bien al lado de tus muebles.
Gato sobre árbol apra gatos
Considéralo como un mueble más, pero en este caso sería un mueble para gatos.

Pautas específicas: El rascador adecuado para tu gato

Gatitos: Los rascadores de piso son perfectos para los gatitos, para acostumbrarlos a no rascar en sitios prohibidos. Son el ideal “Mi primer rascador”.

Gatos jóvenes y adultos: para los gatos jóvenes y adultos con un nivel de actividad medio, se recomiendan los rascadores tipo columna, recordar que estos deben tener la altura adecuada, de manera que puedan estirarse por completo en vertical, de lo contrario puede que no cumplan adecuadamente con su función, y entonces nuestro mínimo, puede buscar otros sitios no apropiados para ello.

Gatos con problemas psicomotrices, lesiones articulares o dificultad de movimiento: En estos casos el rascador de piso es el rascador a elegir.

Gatos pequeños: Los rascadores de piso o verticales serían los más aconsejables en este caso.

Gatos grandes: Para ellos, son especialmente recomendables los rascadores de columna ancha, ya que requieren rascadores de gran resistencia que aguanten su peso y su tamaño, en este caso el tipo columna y el árbol para gatos, son las mejores opciones.

Cuando se tienen varios gatos en la casa: Si todos se llevan bien, el árbol para gatos es una gran opción de diversión, descanso y claro, también para rascarse 😉. ¡Este accesorio para gatos ofrece tantas posibilidades de uso que tus gatos nunca se cansarán de él!

Gatos que no salen de casa/gatos en apartamentos: Para ellos es mucho mejor un árbol para gatos o uno tipo columna porque además de afilar sus uñas, les permite ejercitarse y jugar. Incluso algunos opinan que el tipo pared o vertical no les suele gustar.